6 Cosas que me he aprendido usando Ropa de Segunda Mano

Siempre escuchamos acerca de los beneficios de usar ropa de segunda mano. Por lo general, estos se centran en hacerte ver que se trata de una moda sostenible y económica. Pero a mí me ha dejado mucho más que eso, así que voy a platicarles acerca de 6 enseñanzas que me ha dejado usar ropa de segunda mano y ropa vintage.

1. Mi cuerpo no debe adaptarse a la ropa, la ropa debe de adaptarse a mi.

Las tiendas retail ofrecen ropa para un tipo de cuerpo en específico, generalmente para chicas altas y delgadas, sin o muy pocas curvas. Definitivamente yo no cumplo con ese estándar, mido 1.56m, soy muy caderona y tengo un torso corto.

¿Cuántas veces no les ha pasado que van al centro comercial, revisan las tiendas enteras y nada les queda como al maniquí o ni la talla más grande les entra? A mí muchas, tantas, que el ir de compras llegaba a resultar ser agotador física y mentalmente.

Una vez que comencé a comprar ropa de segunda mano descubrí una gama mucho más amplia de cortes y tallas. De hecho, estoy muy agradecida que las tallas petite abundan en las segundas. Por cierto, los mom jeans acinturados y amplios en las caderas son lo mejor que me han pasado.

Fue aquí cuando aprendí que el problema no era mi cuerpo si no lo poco inclusivas que son las tiendas con sus tallas. Hoy en día he hecho las paces conmigo misma y ya no me obsesiono con la idea de que yo tengo que adaptarme a la ropa, si no que la ropa tiene que adaptarse a mi.

Outfit con ropa de segunda mano y vintage
Benditos sean los Mom Jeans y en especial cuando son corte petite.

2. Aprendí a hacer compras más inteligentes gracias a la ropa de segunda mano.

La mayor parte de mis compras las realizo por medio de bazares en línea, tiendas que ofrecen sus prendas por medio de redes sociales, las cuales no cuentan con tiendas físicas, por lo cual no puedo probarme nada.

Comprar de esta manera me ha ayudado mucho a saber que tipo de cuerpo tengo y que clase de cortes, estilos, colores, prints e incluso telas se adaptan a este.

Ahora con tan solo ver la prenda puedo imaginarme como se le vería a mi cuerpo. Esto me ayuda a hacer compras más inteligentes y a sacarle más provecho a mi ropa.

Compras inteligentes y más felices.

3. Descubrí cuál es mi estilo usando ropa de segunda mano.

La ropa de segunda mano me ha dado la oportunidad de experimentar con mi imagen personal, de analizar y detectar que clase de prendas prefiero usar a diario. Todo esto gracias a que el la ropa second hand es una alternativa económica y accesible a diferencia de las tiendas retail o el fast fashion.

Además de que en las segundas puedes encontrar prendas fuera de lo común con prints geniales, cortes interesantes y texturas diferentes.

Esta clase de ropa te permite salir de tu zona de confort y descubrir cosas nuevas acerca de tu estilo sin gastar mucho dinero.

Atuendos con prendas de segunda mano

4. Aprendí que la moda puede ser sostenible.

Antes tenía la mentalidad de usar y desechar. Hoy en día sé que se le puede dar una segunda oportunidad a la ropa.

En las segundas, puedes encontrar marcas vintage o incluso actuales que todavía cuidan el proceso de manufactura y utilizan textiles de calidad. Esto alarga el periodo e vida de la ropa.

La ropa no tiene porque terminar en la basura. Se puede donar, cambiar por medio del trueque, reparar, vender o incluso transformar en algo completamente diferente.

El objetivo de la ropa de segunda mano es enseñarnos a reutilizar y darle una segunda vida a los bienes materiales.

Modificación de prendas de segunda mano
Otra de las cosas que aprendes es que si no te gusta algo puedes modificarlos. Estos culottes originalmente eran unos pantalones de pata de elefante que me quedaban muy largos. Para hacerlos más casuales y a mi gusto los hice más cortos. Por cierto, son de los años 80’s.

5. Aprendí el arte del desapego.

Con el tiempo aprendes que es es mejor vender o regalar tu ropa. Es mejor que alguien le dé un buen uso a que solo esté acumulando polvo en tu armario

Yo me adentré al negocio de los bazares online vendiendo la ropa que ya no me ponía o que nunca utilicé. Hoy en día, somos una tienda online y la venta de ropa de segunda mano y vintage es mi trabajo.

Tener tu propio bazar implica paciencia y esfuerzo pero con constancia puede llegar a convertirse en algo grande y si puedes sacar unos cuantos pesos de la ropa que ya no utilizas, la tarea del desapego se facilita mucho.

Tienda online de ropa vintage y de segunda mano
Vintache Pistache pasó de ser un bazar online a una tienda online de ropa vintage

6. Aprendí que ser paciente tiene sus recompensas.

Ir de casería puede resultar agotador ya que tienes que invertir varias horas para ir al tianguis y buscar entre montañas de ropa algo que te guste.

Pero si eres paciente y no desesperas todo esto tiene sus recompensas ya que el invertir mi tiempo para buscar ropa me ha llevado a mis mejores hallazgos: mi colección de Dr. Martens, mis bolsas vintage y mis cámaras Polaroid de $50 MX.

Invertir todo un día en la paca bajo el Sol me ha llevado a encontrar mis mejores joyas: mi colección de Dr. Martens, mis bolsas vintage y mis cámaras Polaroid de $50 MX.

Y ni hablar de cuando tienes que estar pegada a la pantalla del celular refrescando el navegador cada 5 minutos durante la actualización de tu bazar favorito para así ganar sus mejores prendas, vale completamente la pena.

Pegada al celular
Pegada a la pantalla, refrescando el navegador cada 5 minutos para que no me ganen nada.

Tengo la esperanza de que todo lo que les acabo de contar los o las anime a adentrarse a este maravillosos mundo de la moda sostenible.

O bien si ya son parte de él y quieren que alguien cercano a ustedes se anime a comprar ropa de segunda mando, las invito a enviarle a ese alguien este artículo a ver si se convence de una buena vez.

2 comentarios sobre “6 Cosas que me he aprendido usando Ropa de Segunda Mano

  1. Woooooow!
    Me encantó tu explicación, súper precisa y clara sobre este negocio.

    Estoy en la tarea de creación de mi página y de verdad atesoro todos y cada uno de los tips y explicaciones que das.

    Gracias por compartir, por pensar en nosotras que vamos iniciando y sobre todo por el valiosísimo tiempo en escribirlo.

    Te deseo mucho más éxito del que veo que ya tienes!
    Mil bendiciones!!!

    Maru

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por tu precioso comentario, Maru. Y por leernos, te sube el ánimo saber que a las personas les es de utilidad el contenido de este blog. Te sugiero que estés atenta ya que en los próximos días subiremos la segunda parte de los consejos.

      Mil Gracias!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s